Soledad de mi alma

La soledad del cielo es innata. La soledad en mi alma también. Basta con mirarte y saber que siempre vas a estar ahí esperándome, y junto a mi nogal te doy mi espíritu y la llave para agrietar mi corazón y por lo tanto yo podré elevarme y sumergirme en mis pensamientos que llegan a…

Guitarra mía

  Oh guitarra mía ven a mi lecho que con el sonido de tus cuerdas me guías contigo a otro confín, tienes la capacidad de hacer que palpe los luceros del infinito y mis sueños que no he llegado adquirir. Sensual es tu melodía, amorosa es tu compañía por eso sin ti me moriría y…

Campo de batalla

El fuego de tus palabras abrasó mi cuerpo y mi espíritu, en tu alma no hay silencio excepto vestigios de tu propio miedo. No es a mí, a quien remites palabras, es tu dolor el que está hablando por ti ese que te mata por dentro, te miro y tratas de ocultarlo con una mirada…

Compañía de los petirrojos

Los petirrojos siguen acantonados en el nogal interpretando una melodía nostálgica y yo sigo bañando mi alma con lágrimas cuando tu voz se quiebra como el cristal que está listo para cortar corazones sin piedad. Añoro los años en que yacía solitaria en mi vida temeraria como las hojas que van y vienen sin rumbo. Los…

Mariposas

Esta mañana te vi nuevamente y tu mente seguía alejada mientras las mariposas negras revoloteando a tu alrededor padecías una especie de enfermedad. No te imputo nada, y no juzgo, sólo quiero marchar de tu lado, es incierto permanecer más tiempo junto a ti, y tus celos no dejan de revolotear. Esta vez no volveré y…

Si ella

  Si ella sabe que la amas se tomará el tiempo para conocerte. Si ella sabe que existes te buscará y te dirá su nombre. Si ella no desea estar a tu lado aléjate es una manera sana de dejar escapar a lo que amas. Si ella por alguna razón necesita un consejo de ti,…

Banalidad

Enrevesado es adorarte, porque significa aceptarte tal cómo eres y meramente de vez en cuando anhelo remitir todo al carajo. Sólo debería ser el amor propio ese que se cultiva con el paso de los años. En esta situación imploro a mi entendimiento ocasionar imágenes donde he sido intrincada por un aire etéreo lo holgadamente…

Petulancia

  Ella llegó de muy lejos y rompió mil corazones, lo hizo a propósito, porque todos eran hechos de un cristal inconsistente. Así que le parecía grato arrojarlos a la superficie y mofarse. Una noche desechó un corazón que encontró por albur a su paso y advirtió que, a pesar de arrojarlo en distintas ocasiones,…

Si te concediera mi corazón

Si te concediera mis labios me matarías con tus besos por toda la eternidad. Si aceptaría galanterías tuyas no dormiría pensando en ti. Si te concediera un poco de mi amor, tarde o temprano no viviré sin ti y llegaría a llevar a cabo cualquier insania. Si me das tu corazón lo voy a proteger…

No son tus palabras

No son tus palabras las que me duelen, es como tú, expresas tus emociones. No muero por tu amor, muero en mi propia agonía, ésa que yo me he empeñado en alimentar. No muero por tus besos, muero en mi necesidad de ser amada. No muero por tu ausencia, muero en soledad desde siempre. Y…

Ensueño

  Es en la primavera cuando las flores comparecen en mi jardín. Es en el verano cuando algunas flores se van y envuelven a su gran amor: la llovizna. En cada mañana tus labios me regalan palabras benévolas. Y cada noche me concedes tu amor para ensoñar y volar sobre el cúmulo azul. Tus ojos…